La información digital

60712408_1080112158856999_7338590510191214592_n

En esta era totalmente digitalizada y sincronizada al instante, creo que todo aquel individuo que está conectado a alguna red social o más bien directamente inmerso en el mundo de internet, lleva consigo una sobreinformación actualizada en microsegundos, lo cual está muy bien el estar informado pero si os fijáis bien de una noticia hay varias versiones, de un solo hecho varias visiones, pero incluso… por no decir normalmente son versiones contrapuestas, el afán de ser el primero en dar la primicia hace que no todo lo publicado al segundo sea verídico, pero el enganche a la noticia ya está, eso es lo realmente importante. El cebo ha sido lanzado solo falta que piquen, una vez hayan picado es arrastrarles hacia su marca de información.
Los distintos tintes y matices que se le dan a una noticia suele llevar siempre como primer tinte de visión la política siempre, siempre se hacen interpretaciones de lo que sea con esos tintes de un lado, de otro y ahora se suma el de más allá. Lo que lleva a que esa noticia sea tan desnaturalizada que se parece a un zumo envasado, que después de quitarle todo lo que lleva, realmente de zumo suele llevar el 6 o 10%.
Creo que según donde veas la noticia la interpretación nunca es neutral, sí la noticia, pero no la interpretación.
Pero algo más peligroso son las FAKE NEWS, “que no sabemos como” pero se cuelan entre las redes sociales como si fueran miles de afluentes que convergen en un rio en mi ordenador, tablet, o móvil. Y curiosamente son las noticias que por su rapidez y por su caída en redes populares son las más creídas o al menos las más compartidas, da igual el contrastarlas, primero comparto luego miro y si es falsa…-”Bueno venga que la compartí por si acaso para eso estás tú, joer…encima”-
Más aún, nos hemos convertido todos los que tenemos alguna red social en auténticos periodistas, en auténticos transmisores de Fakes (vale, vale no todos, joer como os ponéis…) pero lo que realmente me está doliendo a modo personal es ver cómo nos estamos convirtiendo en JUECES Y VERDUGOS de cualquier noticia por ínfima que sea. Intento creer o visualizar como si fuera un comentario dicho a alguien (o al viento) pero en esta ocasión en este medio llega a muchos individuos y no siempre es bueno decir lo que piensas tal cual, al menos saber decir las cosas bien es importante, que como últimamente se expresan las ideas porque hoy en día se hila muy fino, y lo que una vez dijimos que era la inquisición religiosa, parece ser que pasa a ser la inquisición de la verdad internauta.

Javier (El Barbaazul)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s