Espejito, espejito.

escena-simbólica-mujer-ante-sun-espejo

¿Quién no conoce la famosa ley del espejo? Os propongo un juego, durante unos días llevar un espejito a la altura del pecho, no hace falta que sea muy visible, pero que las personas que de alguna manera se crucen con vosotros o interactúen, se reflejen en él. Ya veréis los resultados, suelen ser muy curiosos.

Y es que, si bien esta citada ley se refiere a nuestro interior, nuestro exterior y por consiguiente el de los demás, se ve reflejado.

Tendemos a ser reactivos, esperar que reacciones de las personas o situaciones que se topan en nuestros asuntos diarios nos indiquen como actuar. Tomar la iniciativa no siempre es mover ficha, a veces, lo mejor es esperar conscientemente a que los acontecimientos fluyan.

Creo que una buena estrategia puede ser actuar de buena fe. Así, aunque las cosas no salgan exactamente como uno quiere, siempre tendrás la conciencia tranquila de haber hecho lo correcto.

Con esto vengo a referirme que cada uno depende de si mismo. Y a la vez, puede contagiar su entorno de aquella energía que transmita desde su ser.

En estos 6 meses de blog, me habréis leído en no pocas ocasiones que estamos supeditados a una sociedad marcada por intereses creados y competitivos a ultranza. Esta sociedad la componemos todos nosotros y en gran parte los que no estamos en posiciones de poder. Imaginaros si comenzáramos cada uno de nosotros un cambio desde el interior. Veámoslo en la práctica, que todas aquellas situaciones que nos ocurren a diario, que descaradamente son tomaduras de pelo, abusivas y normalmente dejamos pasar por alto por diferentes motivos personales, y que a su vez no vibran con nuestra esencia, no les siguiéramos el juego, de una manera civilizada. Posiblemente tendríamos la sensación de perder oportunidades y valores de distinta índole, pero os aseguro, que el mero hecho de ser consecuente con lo que realmente uno siente, no tiene precio alguno.

Suena utopía, pero es totalmente factible.

Ahora pensar de nuevo en la ley del espejo, ¿no mejoraría nuestra sociedad?

IMG-20190614-WA0026

Aquí os dejo con esta herramienta de crecimiento personal que con tomas de conciencia cada vez más presentes, pueden mejorar y mucho nuestra salud y la de todos.

Cuando no hay un enemigo interior, los enemigos exteriores no pueden hacerte daño.

Proverbio africano.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s