No puedo moverme…ahhh!!!

ànima2

Te vas a dormir tranquilamente y de repente te despiertas, ignoras qué hora es. Notas un zumbido eléctrico a tu alrededor, no sabes qué pasa. Intentas girarte, no puedes. De repente eres consciente de que no puedes moverte, estás completamente inmovilizado/a. Sabes que a pocos centímetros de ti hay alguien y esperas que se despierte, que de alguna manera note lo que te está pasando…pero no, no sucede. Decides entonces gritar y te das cuentas de que no sale absolutamente ningún sonido de tu garganta, por más que te esfuerces. Piensas en tu animal de compañía y te obstinas en intentar que se acerque a ti y te salve de la situación, pero tampoco ocurre.
Entras en pánico. Te das cuenta de que estás solo/a en esa situación y de que nadie va a ayudarte . Intentas relajarte y te concentras en un pie, en una mano, necesitas mover algo que active tu cuerpo . Y de repente sucede el milagro: una mano, o un simple dedo y todo el cuerpo reacciona. Sientes la necesidad de emitir un sonido para saber que tu garganta también funciona: todo parece estar en su sitio. La persona que duerme a tu lado sigue roncando tranquilamente, tu animal de compañía duerme plácidamente entre tus piernas y el zumbido ha desaparecido. Tienes miedo de volver a dormirte, no quieres ni pensar en la posibilidad de vivir de nuevo una situación tan angustiosa….pero al final el sueño te vence y, por suerte, consigues descansar.

Child is sleeping sweet dream. Cartoon baby sleeping in a bed. Raster copy
Cuando te despiertas, buscas en Internet qué te ha pasado y encuentras varias explicaciones:
Una es la que te explica que has vivido una especie de viaje astral: tu alma está lejos, viajando, y hasta que no vuelva no podrás moverte.
Otra es más espeluznante, ya que te dice que un ser diabólico ha estado junto a ti y ha sido el causante de tu pesadilla. Por último, existe una razón científica, que es a la que yo me acojo… la parálisis del sueño. Resulta que mientras dormimos, el cerebro emite unas señales al cuerpo para que no se mueva, es su manera de protegernos. Pero en algunas ocasiones, despertamos y el cerebro aún está medio dormido, por lo que no emite ninguna orden y nuestro cuerpo no reacciona. Generalmente dura entre unos segundos hasta pocos minutos, angustiosos, pero que no comportan ningún riesgo para nuestras salud, puesto que seguimos respirando.
Quien ha vivido la experiencia que relato, sabe que es aterradora… ¿Qué opináis al respecto?

Laura González

2 comentarios

    • Es más común de lo que aparenta. Yo me inclino por el tema de salida del cuerpo o viaje astral. Según me he informado es falta de acoplamiento de nuestro doble al físico. La idea viene reforzada con la siguiente técnica: mover la punta del dedo pequeño de la mano derecha y se sale del estado en seguida. según expertos en el tema, el motivo es porque justo ahí hay una conexión entre ambos cuerpos. Ahora toca acordarse en el momento de la experiencia!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s