El camino de Santiago

CAMINO-DE-SANTIAGO-COMARCA-SIDRA-ASTURIAS-COLUNGA-VILLAVICIOSA-SARIEGO-1

Una de mis grandes pasiones es viajar. El haber tenido la enorme fortuna de conocer muchos lugares de este planeta me ha proporcionado multitud de vivencias maravillosas y un sinfín de conocimientos que de otra manera no hubiera adquirido. Hay un dicho que dice que viajar te abre la mente y te da una perspectiva más amplia de la realidad. No podría estar más de acuerdo. Ya sea a pocos kilómetros de donde resides o visites otro continente, siempre vas a obtener una recompensa muy alta.

No soy partidario de definir cual seria el viaje perfecto. Cada persona está en su momento, tiene sus gustos y carga con su propia “mochila emocional” que solo él sabe lo que le puede ir bien según las características del viaje que elija. En mi caso, os puedo contar que si bien he viajado de múltiples maneras, habitualmente lo hago solo o con amigos de confianza. Aunque nunca descarto encontrarme con compañías no planeadas. También procuro prepararme algo el itinerario y dejar bastantes acciones a la improvisación y consultar a los lugareños.

Mis destinos favoritos principalmente son aquellos que no he visitado y que sean bastante diferentes a mi residencia habitual. Dicho ésto, y sin querer sentar precedente, ya que hay factores que no se pueden controlar y en parte esa es la gracia de viajar, hoy quería recomendaros con gran entusiasmo El camino de Santiago.

No cabe duda, que estamos ante un viaje muy especial.

A principios de siglo estuve en 3 ocasiones en el famoso camino Francés, y hasta la fecha de hoy añoro volver a recorrer sus senderos y etapas.

Una de las ventajas que tiene el camino, es que puedes realizarlo totalmente a tu manera.

Te pueden mover varios motivos a realizarlo: religiosos, espirituales, culturales, por disfrutar de la naturaleza… según cada uno como lo sienta.

No tienes que hacer cada versión de él al completo. Yo por ejemplo, hice unos 10 días en cada una de mis tentativas. Ahora, eso sí, lo bonito, si me lo permitís, es llegar a Santiago y lograr la compostelana personalizada.

20190331_161850

También otro aspecto a tener en cuenta, a parte de llevar lo mínimo e imprescindible a tus espaldas para agilizar el camino, es la estación del año que elijas hacerlo. Yo estuve en 2 ocasiones a primeros de marzo y una en pleno agosto. Cada una tiene su encanto. Evidentemente en periodo vacacional, veraniego, español, vas a encontrar muchísima más gente transitando y los aclamados albergues más concurridos, a demás de temperaturas bastante elevadas por según que regiones.

El mencionado Camino francés consta como el auténtico, aunque variantes como el del Norte, y la ruta de La Plata, también tienen su prestigio.

Se cuenta, que originariamente se iniciaba desde la puerta de la casa del mismo peregrino. De hecho, en mi primera incursión en él, recuerdo conocer a un chico alemán que bajo una promesa de un deseo concedido, así lo estaba realizando. Imaginaros el periplo tan impresionante. Toda Alemania, Francia y España caminando con una mochila a cuestas, con el agravante de que ese año tuvieron lluvias devastadoras en esa zona de Europa. Menuda aventura. Más anécdotas de este chico es que un fuerte dolor de muelas lo había dejado kao varios días. Y su camino no acababa en la ciudad del Apóstol, sino que Sevilla y la visita a unos familiares, era su etapa final. Increíble historia que me contó bajo la luz de las velas que amparaban nuestra cena en el austero aposento que compartíamos en el Monasterio de Samos.

Si de algo estoy seguro, es que si afrontáis el camino con mente y corazón abierto, os va a conmover y sorprender con total garantía. Sinceramente, no sé lo que lo dota de esa energía tan especial que tiene. Si su historia, sus peregrinos a lo largo de tanto tiempo, sus parajes e impresionantes paisajes tan variopintos. Posiblemente, sea la combinación de todos estos ingredientes que lo haga tan memorable.

Yo ardo en deseos en volver a él. Quizás por recuerdos muy intensos, por desconectar o reconectar, sea por lo que sea, sé que pronto volveré a ser uno con él.

20190331_161712

2 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s